Nuevas Obligaciones Patronales NOM-035-STPS-2018

Identificación, Análisis y Prevención de Factores de Riesgos Psicosociales en el Trabajo

El año pasado, en el Diario Oficial de la Federación se publicó la norma NOM-035-STPS-2018, Factores de Riesgo Psicosocial en el Trabajo-Identificación, Análisis y Prevención; la cual tiene el objetivo de establecer ciertos parámetros que coadyuven a la formación de un ambiente laboral favorable en los lugares de trabajo, esto mediante medidas que obligatoriamente deberán implementar y ejecutar, tanto los patrones como los trabajadores.

De las problemáticas a las que se enfoca la Norma 035 se encuentran las que actualmente afectan a muchos trabajadores, el estrés y la ansiedad, situaciones que en muchos casos son difíciles de controlar, a pesar de los esfuerzos de las organizaciones por implementar reglamentos de seguridad y salud en los centros de trabajo. Frente a esta situación se debe atender la obligatoriedad de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social (STPS) dependencia que demanda ofrecer a los trabajadores un entorno óptimo para desempeñar sus actividades.

¿En qué consiste la Norma 035?
Ésta Norma busca fundamentar una metodología para identificar, medir, prever y combatir los elementos de riesgo psicosocial en las compañías, así como fomentar, impulsar y consolidar acciones que propicien un entorno laboral agradable, para lo cual se debe de contar con los puntos siguientes:

  •  Personal altamente proactivo con gran sentido de pertenencia y fidelización hacia la compañía.
  • Personal motivado y valorado que se involucra más con la gestión del proceso productivo de operación.
  • Integración y trabajo en equipo.
  • Cultura organizacional.
  • Evaluar objetivamente el estrés laboral y productividad
  • Prevenir la violencia laboral.

Por lo anterior, el conocimiento y aplicación de la Norma será indispensable para las empresas y uno de los objetivos
corporativos a cumplir a partir de octubre de 2019.
Consulta la NOM-035-STPS-2018

¿Deseas saber cómo implementar la Norma 035 de manera adecuada? Nosotros podemos asesorarte y guiarte para su correcto cumplimiento gracias a nuestros consultores y gama de servicios en materia de Capital Humano.

Requisitos para ejercer la opinión para hacer dictaminar los estados financieros para efectos fiscales a que se refiere el artículo 32-A del CFF.

Recordamos los requisitos para ejercer la opinión para hacer dictaminar los estados financieros para efectos fiscales a que se refiere el artículo 32-A del CFF, por el ejercicio fiscal 2018, como sigue:

1. Plazo para ejercer la opción de dictaminar para fines fiscales.
De conformidad con lo establecido en el artículo 32-A del CFF, los contribuyentes que opten por hacer dictaminar sus estados financieros, lo manifestarán al presentar la declaración del ejercicio del Impuesto sobre la Renta que corresponda al ejercicio por el que se ejerza la opción. Es decir, en el caso de personas morales, a más tardar el 1 de abril de 2019. No se le da efecto legal alguno al ejercicio de la opción fuera del plazo mencionado.

2. Plazo para presentar el dictamen fiscal

La fecha límite para presentar el dictamen fiscal es el 15 de julio del año inmediato posterior a la terminación del ejercicio que se trate; sin embargo la regla 2.13.2 de la RMF permite que el dictamen y la información referida, en la misma puede presentarse a más tardar el 29 de julio del año inmediato posterior a la terminación del ejercicio de que se trate, siempre y cuando las contribuciones estén pagadas al 15 de julio del 2019 y esto quede reflejado en el anexo “Relacion de Contribuciones por Pagar”.

En el caso de sociedade controladoras que determinen su resultado fiscal en forma consolidada, la citada regla permite presentar la información referida en la misma a más tardar el 30 de agosto del año inmediato posterior a la terminación del ejercicio de que trate, siempre y cuando las contribuciones estén pagadas al 15 de agosto del 2019 y esto quede reflejado en el anexo “Relacion de contribuciones por pagar”.

3. Requisitos para ejercer la opción de dictaminar para efectos fiscales.
De conformidad con el artículo 32-A del Código Fiscal de la Federación, pueden optar por dictaminar sus estados financieros las personas físicas con actividades empresariales y personas morales que:

a) En el ejercicio inmediato interior hayan obtenido ingresos acumulaables superiores a 109, 990,000.00 pesos.

b) El valor de su activo sea superior a $86,892,100.00 pesos.

c) O que por lo menos 300 de sus trabajadores les hayan prestado servicios en cada uno de los meses del ejercicio inmediato anterior.

No podrán ejercer las opción de dictaminar sus estados financieros,las entidades paraestatales de la Administración Pública Federal.

REDUCCIÓN DE IMPUESTOS

Para generar importantes beneficios e incrementar la competitividad en el cambiante entorno económico actual, es esencial optimizar el pago de impuestos y reinvertir en las fortalezas de la compañía.

Durante el desarrollo de una planeación adecuada, quienes están a cargo de tomar decisiones dentro de una organización deben considerar las implicaciones tributarias (impuestos) de su modelo de negocios actual. De esta forma, podrán alinear la estrategia operativa y la fiscal para evitar riesgos e inconvenientes posteriores.

La importancia de esta alineación se debe a que, en el caso de México, las empresas tienen que destinar aproximadamente 30% de su utilidad anual al pago de impuestos y 10% a los empleados, con lo que resta únicamente un 60% de la utilidad anual para reinvertir en el negocio y generar capital de trabajo adicional o mantener el ya existente.

Los efectos financieros de esa tercera parte designada al pago de obligaciones requieren que las compañías aumenten su eficacia, lo que podría lograrse al incorporar mejores prácticas para invertir los recursos en las áreas medulares del negocio.

Todo cambio de este tipo implica un impacto en las contribuciones que pagará la organización, por lo tanto, quien desarrolle la estrategia debe estar siempre en contacto con expertos en materia tributaria, para ajustar los aspectos relevantes de la misma a la planeación y objetivos fiscales de la compañía. Por lo tanto, para reducir costos es necesario analizar antes las fortalezas de la organización y no hacer recortes que puedan provocar el debilitamiento involuntario del negocio.

De esta forma, deben enfocarse en cambiar las acciones que originalmente generaron una estructura de costos ineficiente y realizar una proyección correcta que permita a la compañía posicionarse para su crecimiento futuro.

Existen cinco puntos básicos que se contemplan:

  • Poner los recursos al servicio de la toma de decisiones.
  • Fortalecer las capacidades diferenciadoras.
  • Utilizar la información tributaria como parte integral del negocio e incorporarla a los sistemas y procesos de la organización.
  • Promover el intercambio transparente de información y el diálogo con los reguladores.
  • Elevar la función fiscal a un factor que contribuya a la estrategia.

Estas medidas dan lugar a alternativas que permiten evitar flujos de efectivo innecesarios, siempre y cuando las empresas cumplan los requisitos fiscales fundamentales establecidos en la legislación para cada caso particular. Así, la aplicación de los conceptos antes mencionados contribuye a desarrollar una estrategia bien planeada que se traducirá en numerosos beneficios operativos y fiscales.

Fuente de consulta: El Economista y Revista Forbes